Monday, June 3, 2013

Roger Ebert y la alegría del cine






Friday, May 31, 2013

Un católico enojadizo



Nacido en una familia católica y luego asistiendo a un colegio jesuita, Alfred Hitchcock suele incorporar imágenes religiosas en sus películas-aunque tuviera una relación de amor odio con su fe.

Peter T. Chattaway | publicado el 25/7/2006

-

Los jesuitas tienen un dicho: "Denme un niño hasta los siete años y les daremos al hombre." El lema casi podría ser dicho para describir a Alfred Hitchcock, el legendario director de cine y productor de televisión que realizó más de 50 películas e su carrera que se extendió durante medio siglo. Nacido en una familia católica en Londres en 1899, Hitchcock no inició sus estudios en el colegio jesuita sino hasta que tuvo uno o dos años más que siete, pero la influencia de su crianza puede ser vista a través de toda su obra-.

Junto a su esposa, Alma.

Hitchcock creció en una estricta familia católica que iba a Misa regularmente en una iglesia a cargo de uno de los primos de Hitchcock, un sacerdote. El mismo Hitchcock fue, brevemente, un monaguillo. En 1908, comenzó a asistir al St. Ignatius College, un colegio jesuita.

Años más adelante, intento bajarle el perfil a la influencia religiosa de su educación. En una entrevista con el crítico de cine que se convirtió en director, Peter Bogdanovich, Hitchcock le da crédito a los jesuitas por enseñarle "organización, control y al mismo tiempo un grado de análisis …. No creo que el lado religioso de la educación jesuita generara una impresión tan grande en mi como la estricta disciplina que uno debe soportar durante ese tiempo." El dijo que la influencia religiosa en el colegio consistía principalmente en el miedo, "pero ya he crecido fuera del miedo religioso."

A pesar de ello, Hitchcock fue un católico practicante durante la mayor parte de su vida. Su esposa Alma, una editora de cine, se convirtió al catolicismo antes de su matrimonio en 1926, y trabajaron y vivieron juntos hasta su muerte en 1980. Iban a Misa semanalmente, y calladamente hizo varias donaciones a iglesias católicas y a caridades. En 1952, su hija Patricia contrajo matrimonio con el sobrino nieto del fallecido Cardenal William O'Connell, quien fue un poderoso arzobispo de Boston.

Hitchcock, una de los directores más exitosos de la historia en Reino Unido y Hollywood, comenzó a dirigir películas mudas, y la primera película hablada de Inglaterra, Blackmail, en 1929. Tras una seguidilla de éxitos internacionales, incluyendo The 39 Steps (1935) y The Lady Vanishes (1938), se trasladó a Estados Unidos y dirigió Rebecca (1940), la primera de seis películas por las que sería nominado al Premio de la Academia por Mejor Director. (Nunca ganó, aunque Rebecca ganó el Oscar a Mejor película.)

Prosperó en los desafíos técnicos. Montó películas completas, como Lifeboat (1944) y Rear Window (1954), en un solo set, y filmó Rope (1948) en una serie de largas tomas, cada una en promedio de ocho minutos, diseñado para hacer que una película parezca que fue filmada por completo en una sola toma. También le gustaba experimentar con nuevos géneros y medios, ya sea filmando Dial M for Murder (1954) en 3-D, creando su propia serie de televisión en 1955, o haciendo su propia versión de una película barata pero a la vez la altamente taquilleras película B-movie de su era Psycho (1960).

Ayudándose de las imágenes religiosas

Y aunque el pudo haber crecido fuera de lo que llamaba "miedo religioso," las películas de Hitchcock se hicieron famosas por su suspenso, su complejidad psicológica, su enfoque en la naturaleza de la culpa, y su poder para recordar al espectador que el bien y el mal residen en los corazones de todos. Es más, su frecuente descripción de estos temas de formas que se apoyaban de las imágenes religiosas, como iglesias, íconos y hombres con sotanas.

Un tema recurrente en las películas de Hitchcock es el del hombre inocente que es acusado de un crimen que no cometió—lo que los críticos llamaron "transferencia de la culpa." En un nivel, estos temas hacen ecos en la forma en que Jesús, como una víctima inocente, fue acusado falsamente y asumió los pecados del mundo. Pero Hitchcock también utilizó estos temas para explorar como las personas al parecer inocentes tiene sus propios lados oscuros.

Por ejemplo, en el clásico mudo The Lodger (1927), un celoso oficial de policía con su joven pareja, rubia—las rubias son un motivo recurrente en Hitchcock—acusan a un extraño de ser un asesino en serie quien ya ha asesinado a varias mujeres rubias. El extraño es inocente de este crimen en particular, pero no es exactamente puro; en realidad está planeando encontrar y asesinar al asesino en serie, para vengar a su propia hermana.

Las cosas se pusieron más complicadas en, digamos, Strangers on a Train (1951). Un famoso jugador de tenis está intentando lograr divorciarse de su adúltera, manipuladora y distanciada esposa, y conoce a un hombre que le dice que desearía que su propio padre estuviera muerto. El hombre propone intercambiar asesinatos; si la esposa y el padre son asesinados por personas completamente extrañas a ellos, la policía nunca podrá establecer un motivo para los homicidios. El tenista no toma en serio a este hombre, hasta que un día su esposa en realmente asesinada-pero como el tenista no puede establecer una coartada, de todas formas es sospechoso por su homicidio.

Significativamente, antes de que el homicidio tenga lugar, el jugador de tenis dice en un momento de ira que le gustaría mucho asesinar a su esposa. Así que aunque técnicamente sea inocente del crimen, igualmente se beneficia de su homicidio, y todavía se podría argumentar que comparte la culpa de su muerte, en un nivel más profundo, en un nivel espiritual. De cualquier forma, Hitchcock pone al descubierto como el impulso del pecado habita dentro de nosotros incluso cuando nosotros no lo cometimos.

Montgomery Cliff como el Padre Michael William Logan

El tema de la transferencia-de-la-culpa encuentra su forma más explícitamente católica en I Confess (1953), protagonizada por Montgomery Clift en el rol del sacerdote que escucha la confesión de un homicida y luego resulta él sospechoso de homicidio. Como el sacerdote debe guardar el sigilo sacramental no puede decir lo que le ha sido revelado, no puede decirle a la policía quien cometió el crimen, ni siquiera para salvar su propia vida.

En un nivel, el sacerdote ha sido interpretado como una especie de figura de Cristo, porque carga con los pecados de otro hombre. El mismo Hitchcock parece apuntar en esta dirección cuando pone en el cuadro al sacerdote en contra de un largo crucifijo en el fondo, o cuando pone al sacerdote detrás de una estatua de Cristo cargando la cruz.

Pero la película es más compleja que eso. Por una parte, se nos revela que el sacerdote podría ganar algo por el homicidio del hombre en cuestión; vemos que la víctima, solamente por coincidencia, estaba intentando extorcionar a una mujer con quien el sacerdote tuvo un romance años antes de ser ordenado. Y mientras cada persona va confesando sus pecados de su pasado, comenzamos a darnos cuenta que el "I" ("Yo") del título de la película puede referirse a cualquiera de ellos. En cierta forma, Hitchcock descubre la caída compartida de la humanidad, pero a la vez la posibilidad compartida de la redención.

Una reafirmación de fe

Una de las películas más inusuales de Hitchcock también toca este tema. The Wrong Man (1956) está basada en la historia real de Manny Balestrero (Henry Fonda), un músico que es arrestado en la puerta de su casa y juzgado por una serie de robos a mano armada que él no cometió. Mientras Manny se ve trasladado entre la estación de policía, la prisión y la corte, su esposa Rose (Vera Miles) sufre un quiebre nervioso.



Debido a que está basado en una historia real, The Wrong Man está filmada de una forma mucho más realista que las otras películas de Hitchcock—aunque hay excepciones a este "realismo." En una escena, la madre de Manny le ruega que rece, y lo hace, parado frente a un ícono de Cristo con un rosario en sus manos. Mientras reza, Hitchcock utiliza una doble exposición para mostrar a un hombre caminando por la calle hasta que su rostro se muestra en primer plano, sobreponiéndose al rostro de Manny. Luego este hombre intenta robar una tienda—y cuando es atrapado, prontamente es acusado con todos los cargos que se le habían imputado a Manny.

Así, Manny es puesto en libertad, y al final algunas de sus oraciones son contestadas. De acuerdo al biógrafo Patrick McGilligan, Hitchcock solía disculparse por esta escena debido a que parecía violar el "realismo" de la película, pero sin embargo insistía en que era una de sus cosas favoritas de la película. "La cosa que le gustó fue la intrusión cinematográfica que violaba el neorealismo—un momento que proveía una emocionada reformación de su fe que, en un mundo justo, Dios no condenaría a un hombre equivocado," escribió McGilligan.

En el museo de cera

Por supuesto, esto no quiere decir que Hitchcock creyera que el mundo era justo. Ni esto quiere decir que la fe de Hitchcock no era complicada. Richard A. Blake, autor de Afterimage: The Indelible Catholic Imagination of Six American Filmmakers, dijo que en las posteriores películas como The Birds (1963) se refleja la visión problemática y terrorífica del mundo natural. "Los pájaros, como Dios, son terroríficos debido a que son muy impredecibles," escribió Blake.

En un nivel, The Birds pone la pregunta de por qué Dios permite el mal, pero en otro, también sugiere On one level, The Birds levanta la película sobre por qué Dios permite el mal, but on another, it also suggests that there is something dreadfully awe-inspiring in the sometimes violent, sometimes eerily calm birds. Blake no dice que los pájaros representan a Dios, de por si mismo, pero si deja notar que son "totalmente Otro" y "totalmente incomprensibles para la mente humana," y ni la razón ni la superstición pueden explicarlos.

Más allá de eso, Blake sostiene que hay esperanza para los personajes humanos en The Birds—como en muchas de las películas de Hitchcock—y yace en actuar como "un miembro de la comunidad, quienes son a la vez pecadores y buscadores del amor."

Nunca un católico piadoso

Nunca fue exactamente Hitchcock uno de los católicos más píos. Sus películas tenían su parte de insinuaciones riesgosas, y a veces representó a los sacerdotes de una forma extrañamente irreverente, desde el ministro que provee la frase de gracia en Strangers on a Train al sacerdote que es secuestrado en la mitad de un servicio en Family Plot (1976), su última película.

Se ha dicho que a Hitchcock una vez se le ofreció una audiencia con el Papa, durante un viaje a Roma por el final de su carrera, pero él la rechazó, ya que se le aconsejó que no se atreviera a rechazarla. "¿Qué sería lo que haría," se preguntó, "si el Santo padre dijiera que en este mundo, donde hay tanto sexo y violencia, yo debiera mantenerme al margen?"

Cuando le preguntaron sobre sus creencias, Hitchcock tendía a bajarle el perfil a su fe católica—aunque admitía que existía una influencia. En una entrevista con Francois Truffaut, dijo, "No creo que pueda ser etiquetado como un artista católico, pero puede ser que la influencia en la crianza de uno guíe su instinto." Y, en una entrevista de 1973 a un periódico estudiantil de St. Ignatius College, dijo, "Una actitud católica fue adoctrinada en mi. Después de todo fue nacido como católico, fui a un colegio católico y ahora tengo una conciencia sobre muchos juicios sobre la fe."

Cerca del final de su vida, Hitchcock dejó de ir a la iglesia, y su salud empeoró, se resistió o incluso rechazó la oferta de un sacerdote de ir a su casa para una Misa privada o para la extremaunción. A pesar de ello, tras su muerte, se realizó una Misa en su memoria en la Iglesia Good Shepherd en Beverly Hills. "Fue un católico toda su vida," escribió Blake, "seguramente uno enojadizo, pero sin embargo un católico."

Traducción de Alfred Capra para Cine para católicos con la autorización de Christianity Today

Si vas a copiar parte de este artículo, citar partes, por favor deja un enlace a este, en verdad estoy agotado de traducir y escribir artículos para encontrarlos en otros sitios, sin citar nada de lo que he hecho, así como quienes sacan ideas de acá para escribir artículos, claramente leyendo este blog, y ni me citan, que feo...

(http://www.christianitytoday.com/ct/movies/commentaries/filmmakersoffaith/fofhitchcock.html)

Friday, May 17, 2013

Vertigo (1958)


 
Vertigo es un thriller psicológico de 1958 dirigido por Alfred Hitchcock, basado en la novela de Boileau-Narcejac "D'entre les morts" (Entre vivos y muertos) publicada en 1954. El guión fue escrito por Alec Coppel y Samuel A. Taylor.

La película está protagonizada por James Stewart, quien es un jubilado detective de la policía llamado John "Scottie" Ferguson, habiendo sido forzado a jubilar anticipadamente debido a su discapacidad (vértigo y depresión clínica) que fueron producidas mientras trabajaba. Scottie es contratado como un investigador privado por una mujer, Madeleine Elster (Kim Novak) quien se comporta de forma peculiar.

La película fue filmada en San Francisco, California, y en los estudios Paramount en Hollywood. Popularizó el travelling compensado (efecto vértigo o retrozoom), y el efecto en-cámara que distorsiona la perspectiva para crear la desorientación, mostrando así la acrofobia de Scottie. Como resultado del uso de este efecto en la película, popularmente ha sido conocido como el "efecto Vertigo".

La película recibió críticas mixtas cuando fue estrenada, pero desde entonces ha generado una aprobación casi unánime de parte de los críticos, y se suele referir a la película como una de las clásicas de Hitchcock y una que definió su carrera. Atrayendo importantes críticas académicas, reemplazó a la película Citizen Kane como la mejor película de todos los tiempos en la encuesta realizada en 2012 por la revista Sight & Sound, y ha aparecido entre las mejores películas en listas como la del American Film Institute. En 1996, Vertigo fue sometida a una gran restauración para crear una nueva cinta en versión de 70mm con un sonido DTS.

Trama

El detective de San Francisco, John "Scottie" Ferguson (James Stewart) se encontraba en una persecución sobre lo tejados de la ciudad cuando, debido a su acrofobia, uno de los oficiales de policía resultó mureto. Debido a ello Scottie se ve obligado a jubilar anticipadamente. Comienza a pasar más tiempo junto a su ex-prometida, Midge Wood (Barbara Bel Geddes), intentando gradualmente perder el miedo a las alturas, sin utilidad, entonces Midge le sugiere que podría llegar a curarse si resiviera otro severo golpe emocional.

Un conocido, Gavin Elster, le pide a Scottie que siga a su esposa, Madeleine, afirmando que ha sido poseída. Al día siguiente Scottie sigue a Madeleine quien va a un florista donde compra un ramo de flores; luego visita la tumba de Carlotta Valdes; visita un museo de arte donde se sienta a observar un Retrato de Carlota, quien se parece a ella. Finalmente, ingresa al McKittrick Hotel, pero cuando Scottie investiga, resulta que ella ha desaparecido y el portero afirma que ella no ha estado allí.

Midge lleva a Scottie donde un experto historiador local, quien lees cuenta que Carlotta Valdes se suicidó de forma trágica. Otra visita junto a Gavin revela que Carlotta es la bisabuela de Madeleine, y Gavin cree que ella está poseyendo a su esposa. Gavin también sostiene que Madeleine no tiene conocimientos sobre Carlotta. Scottie sigue a Madeleine hasta Fort Point (justo bajo el Puente Golden Gate), donde súbitamente la ve saltar a la Bahía de San Francisco. Scottie rescata a Madeleine y la lleva a su hogar. El encuentro es tenso y lleva a una extraña intimidad entre ambos, pero Madeleine se escapa cuando Scottie recibe una llamada telefónica.

Al día siguiente Scottie sigue a Madeleine hasta su propia casa, donde le es entregada una carta de agradecimiento, escrita por ella, por haberla rescatado, y luego decide que pasen el día juntos ya que Scottie teme que Madeleine pueda intentar nuevamente suicidarse. Ambos viajan a Muir Woods y luego a Cypress Point en 17-Mile Drive cerca de Pebble Beach, donde Madeleine, avergonzada tras confersar que sus sueños parecen una locura, corre hacia el océano. Scottie corre persiguiéndola hasta alcanzarla, la abraza y se besan. Escuchando los detalles de su pesadilla, Scottie identifica las descripciones y lleva a Madeleine a la Mission San Juan Bautista, donde se proclaman mutuo amor. Inesperadamente Madeleine corre dentro de la iglesia y al campanario arriba. Scottie, queriendo correr tras ella pero paralizado por el vértigo, ve el cuerpo de Madeleine saltar hacia su muerte.



Una investigación declara que la muerte de Madeleine fue un suicidio, pero Scottie se siente avergonzado pensando que su debilidad lo incapacito para prevenir la muerte de ella. Gavin no culpa a Scottie, pero al pasar las semanas Scottie cae en depresión. Siendo tratado en un sanatorio, se vuelve mudo, atormentado por una vívida pesadilla. Aunque Midge lo va a visitar, su estado no cambia. Siendo dado de alta, Scottie visita los lugares que Madeleine solía visitar, y suele imaginar que la ve en ellos. Un día, ve a una mujer que le recuerda a Madeleine, a pesar de que llevaba un vestido menos elegante y más maquillaje. Scottie la sigue hasta la habitación de un hotel, donde ella dice ser Judy Barton de Kansas. Aunque en un comienzo suspicaz y a la defensiva, eventualmente Judy acepta acompañarlo a cenar.

Cuando Scottie se marcha, Judy tiene un flashback donde se revela que ella si era la mujer conocida como "Madeleine", pero que no es la esposa de Gavin. Judy se prepara a marcharse y le deja una carta con su confesión a Scottie donde le explica que ella era una cómplice en el asesinato real de Madeleine Elster, junto con Gavin, y cómo Gavin organizó todo para aprovecharse de la acrofobia de Scottie. Entonces destruye la carta y decide continuar con la farsa debido a que ama a Scottie.

Scottie está obsesionado con la memoria de "Madeleine" y sus similitudes. Trasforma a una inicialmente indispuesta Judy hasta lograr que esta se parezca cada vez más a Madeleine. Judy acepta estos cambios con la esperanza de que pudieran lograr la felicidad juntos. Pero Scottie descubre la verdad cuando Judy ocupa un collar único que él recuerda haber visto en el retrato de Carlotta Valdes. En lugar de ir a cenar Scottie insiste en llevar a Judy a la Mission San Juan Bautista.

Estando allí, le revela que quiere recrear los eventos que lo llevaron a perder la razón, admitiendo que ahora sabe que Madeleine y Judy son la misma persona. Scottie la fuerza a subir al campanario y presiona a Judy con ira para que admita la farsa. Scottie llega a lo más alto del campanario, logrando finalmente superar su acrofobia. Judy confiesa que Gavin la contrató para hacerse pasar por Madeleine; Gavin fingió el suicidio poniendo el cuerpo de su ya muerta esposa en la torre, siendo este el que se lanzó anteriormente.

Judy le ruega a Scottie que la perdone porque ella lo ama. Los dos se abrazan cuando una monja, en una sombra, emerge; sorprendida, Judy se resbala y cae hacia su muerte. Scottie queda parado en el borde mientras la monja hace sonar la campana de la misión.

Elenco

James Stewart - John "Scottie" Ferguson
Kim Novak - Judy Barton/posing as Madeleine Elster
Barbara Bel Geddes - Midge Wood
Tom Helmore - Gavin Elster
Henry Jones - the coroner
Ellen Corby - the hotel owner
Konstantin Shayne - Pop Leibel
Raymond Bailey - Scottie's doctor
Lee Patrick - the driver mistaken for Madeleine (Judy)
Margaret Brayton - Ransohoff's saleslady
Fred Graham - Scottie's police partner
Alfred Hitchcock - makes his customary cameo appearance walking in the street in a gray suit and carrying a trumpet case.


Recepción contemporánea

Vertigo fue estrenada el 9 de mayo de 1958 en San Francisco, en el Stage Door Theater en Mason and Geary. Aunque logró ganar y recuperar dinero, logrando recaudar $2.8 millones en Estados Unidos, contra un presupuesto de $2.479.000, obtuvo una ganancia significativamente menor que otras producciones de Hitchcock. Las críticas fueron mixtas. Variety dijo que la película mostraba la maestría de Hitchcock, pero que era muy larga y lenta para lo "que es básicamente solo un misterior psicológico de asesinato". Similarmente, el Los Angeles Times admiró el escenario, pero encontró que la trama era "muy larga" y se sentía como "decayendo" en "un laberinto de detalles"; el académico Dan Aulier dice que esa crítica "determinó el tono en el que la mayoría de los críticos verían la película". Sin embargo, el Los Angeles Examiner la amó, admirando su "excitación, acción, romance, glamour y [la] loco y poco común historia de amor". También, el crítico de cine del New York Times, Bosley Crowther vio positivamente la película explicando que "[el] secreto [de la película] es tan inteligente, aunque es endiabladamente poco probable (far-fetched)."

Razones adicionales para la respuesta mixta ante la película fueron que los seguidores de Hitchcock no estaban contentos con el distanciamiento del territorio de romance-thriller de sus películas anteiores y que el misterio fue resuelto quedando todavía un tercio de la película.

En una entrevista con François Truffaut, Hitchcock dijo que Vertigo era una de sus películas favoritas, con algunas reservas. Hitchcock culpó el fracaso de la película a Stewart, quien protagonizó teniendo 50 años, ya que se veía muy viejo como para ser convincentemente el interés amoroso de Kim Novak, quien a sus 25 años tenía la mitad de su edad.

Hitchcock y Stewart recibieron premios en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, incluyendo el Silver Seashell por Mejor Director (empatado con Mario Monicelli por I soliti ignoti (Big Deal on Madonna Street aka Persons Unknown) y Mejor Actor (también empatado con Kirk Douglas en The Vikings). La película fue nominada a dos Premios de la Academia, un las categorías ténicas, Mejor Diseño Artístico - en Blanco y Negro o a Color (Hal Pereira, Henry Bumstead, Samuel M. Comer, Frank McKelvy) y Mejor Sonido (George Dutton).

Recepción - Re evaluación

En la década de 1950, los críticos franceses del Cahiers du cinéma comenzaron a re evaluar a Hitchcock como a un serio artista en lugar de solo como un entretenedor populista. Sin embargo, incluso la importante entrevista de 1962 del director François Truffaut a  Hitchcock (no publicada en inglés sino hasta 1967) menciona a Vertigo solo de pasada. Dan Aulier ha sugerido que el verdadero comienzo de la adulación de Vertigo comenzó con el libro Hitchcock's Films (1968) del académico británico-canadiense Robin Wood, que llama a la película "La Obra Maestra de Hitchcock  la fecha, y una de las cuatro o cinco películas más profundas y hermosas que nos ha entregado el cine  hasta ahora". Se añade a la mística el hecho de que Vertigo fue una de las cinco películas que fueron propiedad del mismo Hitchcock, la que fue removida de la circulación en 1973. Cuando Vertigo fue reestrenada en octubre de 1983, y distribuida en VHS en octubre de 1984, logró un éxito comercial impresionante y fue alabada por la crítica. Reseñas positivas similares fueron escritas en octubre de 1996 cuando fue restaurada en 70mm con sonido DTS en el Castro Theater en San Francisco.

En 1989, Vertigo fue reconocida como "cultural, histórica y estéticamente significante" por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, en orden a ser preservada por el Registro Nacional de Cine, lo que ocurrió en el primer año de votación y selección de esta organización. Actualmente mantiene un 98% de aprobación en el sitio recopilador de críticas Rotten Tomatoes.

Entre los críticos de cine internacionales, la película experimento una re evaluación similar. Incluso cada diez años desde 1952, la revista del Instituto Británico de Cine, Sight and Sound, ha pedido a los principales críticos de cine que voten por la mejor película de todos los tiempos, compilando una lista con las 10 más votadas. No fue sino hasta 1982 que Vertigo ingresó en la lista, entonces en el puesto número 7. Para 1992 había avanzado hasta el 4to puesto, para el 2002 estaba en el 2do puesto, y llegó a liderar la lista en la encuesta publicada en 2012, quitándole el primer lugar a la película de Orson Wells, Citizen Kane, la que ocupaba esa posición desde 1962. Comentando sobre los resultados de 2012, el editor de la revista, Nick James, dijo que Vertigo era la película "por excelencia de los críticos. Es una película tipo sueño sobre personas que no están seguras sobre quienes son pero que están ocupadas reconstruyéndose a ellas mismas y las unas a las otras, para lograr el tipo de cine ideal del alma gemela ideal."

En embargo, en su libro de 2004 titulado Blockbuster, el crítico de cine británico Tom Shone sugirió que la re evaluación crítica de Vertigo ha llevado a una alabanza excesiva, y argumenta que se necesita una respuesta más mesurada. Faulting Sight & Sound for "perennially" putting the film on the list of best-ever films, he wrote that "Hitchcock is a director who delights in getting his plot mechanisms buffed up to a nice humming shine, and so the Sight and Sound team praise the one film of his in which this is not the case – it's all loose ends and lopsided angles, its plumbing out on display for the critic to pick over at his leisure."

En 2005, Vertigo logró el segundo lugar, tras Goodfellas de Scorsese, en el libro de la revista británica Total Film, titulado 100 Greatest Movies of All Time (100 Mejores Películas de Todos los Tiempos).

American Film Institute recognition

AFI's 100 Years... 100 Movies #61
AFI's 100 Years... 100 Thrills #18
AFI's 100 Years of Film Scores #12
AFI's 100 Years... 100 Passions #18
AFI's 100 Years... 100 Movies (10th Anniversary Edition) #9
AFI's 10 Top 10 #1 Mystery


Las ubicaciones utilizadas en San Francisco se han vuelto populares entre los fanáticos de la película, con tours organizados a través de ellas. En marzo de 1997, la revista cultural francesa Les Inrockuptibles publicó una edición especial titulada Vertigo, sobre las ubicaciones de filmación en San Francisco, Dans le décor, en la que listan y describen las ubicaciones. En octubre de 1996, la versión restaurada de la cinta debutó en el Castro Theatre en San Francisco con una introducción en vivo en el escenario de Kim Novak, proveyendo una posibilidad para que la ciudad se celebrara a ella misma.

Las variadas interpretaciones de los críticos incluyen: “un cuento de agresión masculina y control visual; un mapa de la trayectoria femenina tipo Edipo; una deconstrucción de la construcción masculina de la feminidad y masculinidad misma; as a stripping bare of the mechanisms of directorial, Hollywood studio and colonial oppression; and as a place where textual meanings play out in an infinite regress of self-reflexivity.”

Video

En 1996, del irector Harrison Engle produjo el documental sobre la realización de este clásico de hitchcock titulado Obsessed with Vertigo. Narrado por Roddy McDowell, fue transmitido en el canal American Movie Classics, y ha sido incluído en algunas versiones del DVD de Vertigo. En este documental participaron miembros sobrevivientes del elenco y el equipo de filmación, más el reconocido director Martin Scorsese y la hija de Hitchcock Patricia Hitchcock. Engle visitó por primera vez las filmaciones de Vertigo en el verano de 1958, solo meses después de que terminaran de filmar.

Vertigo fue estrenada por primera vez en DVD en marzo de 1998, y en Blu-ray en octubre de 2012 como parte de la Alfred Hitchcock: The Masterpiece Collection. Algunas de las entregas en VHS contienen el documental en su versión original con audio mono.

Datos de Wikipedia

The Man Who Knew Too Much (1956)


The Man Who Knew Too Much (El hombre que sabía demasiado - En manos del destino) es una película de 1956 dirigida por Alfred Hitchcock. La película ya había sido realizada por el director en 1934 en el Reino Unido, años más tarde y ya en Estados Unidos volvió a hacer esta película con un presupuesto mayor y con actores más conocidos como James Stewart, Doris Day y Brenda de Banzie.

En el libro/entrevista titulado Hitchcock/Truffaut y publicado en1967, Hitchcock le contó al también cineasta François Truffaut que él pensaba que la versión de 1934 fue "el trabajo de un amateur talentoso" pero que la versión de 1956 fue "hecha por un profesional".

La película ganó el Premio de la Academia por Mejor Canción por la versión de "Whatever Will Be, Will Be (Qué Será, Será)," cantada por Doris Day. También fue ingresada al Festival de Cine de Cannes en 1956.

Trama

Hank (Christopher Olsen), hijo de Ben (James Stewart) y Josephine Conway McKenna (Doris Day), se van de vacaciones a Marruecos. En el autobús conocen a Louis Bernard (Daniel Gélin), un hombre un poco extraño, quien es apuñalado mientras corría en la ciudad disfrazado de marroquí. Louis, justo antes de morir, le pide a Bob que entregue unos documentos a las autoridades. Poco a poco, se descubrirá que es un espía británico. Louis Bernard, en su agonía, comenta a Ben que es un espía y ha descubierto un complot para asesinar al premier inglés, así que le encomienda la misión de evitar el magnicidio. Este secreto pone en peligro la vida de Hank (hijo de Ben), quien es secuestrado por los autores del complot,con el fin de que Ben y su esposa Jo no divulguen a las autoridades inglesas el plan y eviten el asesinato. Ben y su esposa tratan por su cuenta de liberar a su hijo, pasando memorables equívocos.

Elenco
Doris Day

James Stewart - Dr. Benjamin 'Ben' McKenna
Doris Day - Josephine Conway 'Jo' McKenna
Brenda De Banzie - Lucy Drayton
Bernard Miles - Edward Drayton
Ralph Truman - Inspector Buchanan
Daniel Gélin - Louis Bernard
Mogens Wieth - Ambassador
Alan Mowbray - Val Parnell
Hillary Brooke - Jan Peterson
Christopher Olsen - Henry 'Hank' McKenna
Reggie Nalder - Rien
Richard Wattis - Assistant Manager
Noel Willman - Woburn
Alix Talton - Helen Parnell
Yves Brainville - Police Inspector

La firma clásica de Alfred Hitchcock, realizando una pequeña aparición (un cameo) puede verse en la película a los 25:42 de iniciada mientras ve a los acróbatas en el mercado de Moroccan, de espalda a la cámara antes de que el espía sea asesinado.

 Datos de Wikipedia

I Confess (1953)


I Confess (Mi secreto me condena o Yo confieso) es una película estadounidense de 1953, fue dirigida por Alfred Hitchcock y protagonizada por Montgomery Clift, Anne Baxter y Karl Malden. La película esta basada en una obra teatral francesa de 1902, escrita por Paul Anthelme llamada Nos Deux Consciences. La película se rodó en Québec, Canadá, con numerosos exteriores de la ciudad y escenas interiores de sus iglesias y otros edificios emblemáticos, como el Château Frontenac.

La película gira en torno al tema de una persona acusada falsamente por un crimen que no cometió, tema muy del gusto de Hitchcock y repetido en varias películas del maestro británico. Destaca la interpretación de Montgomery Clift como el atormentado sacerdote.


Elegida entre las 100 películas pro catolicismo por la National Catholic Register en 2004.

La Clasificación de la Conferencia Católica de EE.UU. es de A-II -- adultos y adolescentes.

Sinopsis

Trama

Otto Kellar (O. E. Hasse), un alemán que emigró a Canadá, trabaja como sacristán en una parroquia de Quebec, donde los sacerdotes lo han acogido junto a su mujer. Cuando es sorprendido en una casa robando asesina al propietario, un reputado abogado. Al sentirse culpable, al volver a la iglesia, se confiesa con el padre Logan (Montgomery Clift). Al escuchar el crimen durante el Sacramento de la Reconciliación, o Confesión, el sacerdote se ve obligado a guardar el secreto por el sigilio sacerdotal, que no puede romper.

Las sospechas se dirigen hacia el padre Logan, al llevar el asesino una sotana en la noche del crimen, y no poder ofrecer aquel ninguna coartada. Además se descubre que una mujer, con la que en Padre Logan estuvo involucrado antes de ordenarse sacerdote, es chantajeada por el ahora fallecido abogado.


Elenco

Montgomery Clift - Padre Michael William Logan
Anne Baxter - Ruth Grandfort
Karl Malden - Inspector Larrue
Brian Aherne - Willy Robertson
Roger Dann - Pierre Grandfort
Dolly Haas - Alma Keller
Charles Andre - Fr. Millars
O.E. Hasse - Otto Keller

La elección del Montgomery Clift para el papel protagonista se produjo después de muchas dudas por parte del director, Hitchcock se sintió bastante satisfecho de la interpretación, aunque la relación entre actor y director durante el rodaje fue bastante tormentosa.



La actriz elegida inicialmente como protagonista femenino fue Anita Björk, pero fue despedida, a pesar del criterio en contra de Hitchcock, por la presencia de la actriz con su amante e hijo en el puritano Hollywood. Anne Baxter fue su sustituta, una de las primeras órdenes que recibió de Hitchcock fue poco menos que inevitable, teñirse de un rubio más intenso.


Sigilio Sacramental, Sacerdotal, Secreto

Esta es una aclaración. Hitchcock se quejó que tal vez no debió haber hecho esta película, ello se debía a que la mayor parte de los espectadores eran protestantes y no comprendían bien el secreto del sacerdote. Hitchcock decía que ellos estaban todo el rato esperando que el sacerdote revelara el "secreto", y terminaron decepcionados.

La Iglesia Católica declara que todo sacerdote que oye confesiones está obligado a guardar un secreto absoluto sobre los pecados que sus penitentes le han confesado, bajo penas muy severas. Tampoco puede hacer uso de los conocimientos que la confesión le da sobre la vida de los penitentes. «El sigilo sacramental es inviolable; por lo cual está terminantemente prohibido al confesor descubrir al penitente, de palabra o de cualquier otro modo, y por ningún motivo». Código de Derecho Canónico, canon 983,1.


Críticas

La película fue prohibida en Irlanda porque muestra a un sacerdote habiendo tenido una relación con una mujer (aunque, en la película, la relación tiene lugar antes de que el protagonista decidiera convertirse en sacerdote).

Ingresó al Festival de Cine de Cannes de 1953.

I Confess era una de las películas favoritas de los cineastas franceses de la Nueva Ola, de acuerdo al cineasta/historiador Peter Bogdanovich.

El crítico de cine y sacerdote Peter Malone, MSC, ha dicho que I Confess es "la película más católica de Hitchcock."


http://www.catholicnewsagency.com/news/priest-remembers-alfred-hitchcocks-faith/
http://www.decentfilms.com/reviews/iconfess1953
http://www.rottentomatoes.com/m/i_confess/
http://www.telegraph.co.uk/news/obituaries/culture-obituaries/film-obituaries/6969166/Eric-Rohmer.html
http://www.guardian.co.uk/film/filmblog/2012/aug/08/my-favourite-hitchcock-i-confess

http://books.google.cl/books?id=AtALOnale4QC&pg=PA197&lpg=PA197&dq=Eric+Rohmer+i+confess+hitchcock&source=bl&ots=C8YM1dwb8_&sig=ebt0mkZANSpWUPi6IDABgFJgruU&hl=en&sa=X&ei=WwaHUYP0DZHC4APm9IHABA&redir_esc=y#v=onepage&q=Eric%20Rohmer%20i%20confess%20hitchcock&f=false

Wednesday, May 15, 2013

The Wrong Man (1956)


 
The Wrong Man (El Hombre Equivocado - Falso Culpable) es una película de 1956 dirigida por Alfred Hitchcock y protagonizada por Henry Fonda y Vera Miles. Fue inspirada por la historia de un hombre inocente culpado por un crimen, como aparece en el libro The True Story of Christopher Emmanuel Balestrero escrito por Maxwell Anderson, y en un artículo publicado en la revista Life, el 29 de junio de 1953 titulado "A Case of Identity", escrito por Herbert Brean.

Fue una de las pocas películas de Hitchcock basadas en una historia real y cuya historia seguía cuidadosamente los eventos de la realidad.

The Wrong Man tuvo una influencia notable en dos directores: hizo que Jean-Luc Godard escribiera su crítica más larga, e influyó en la creación de taxi Driver del director Martin Scorsese.

Trama

Manny Balestrero (Fonda), es un músico que trabaja en el Stork Club de la Ciudad de Nueva York, quien tiene un gran parecido físico con un hombre que dos veces robó a una empresa aseguradora. Un día Manny pasa a esa aseguradora a cobrar dinero, cuando la cajera cree reconocerle y llama a la policía. Es arrestado y varios testigos dicen que él es el criminal, luego le piden que escriba algo en un papel, y al hacerlo e equivoca al escribir una palabra de forma incorrecta, la misma palabra que el criminal escribió en una nota que le pasó a la cajera cuando asaltó el lugar.

El abogado Frank O'Connor (Anthony Quayle) está convencido de que es imposible que Manny sea el hombre a quien buscan: en el momento del primer atraco él estaba de vacaciones con su familia, y cuando el segundo robo tuvo lugar tenía la mandíbula inflamada, lo que cualquier testigo habría notado. Manny y su esposa Rose (Miles) buscan a tres personas que los vieron en el hotel donde vacacionaban, pero dos han fallecido y no logran dar con el paradero de la tercera. El estrés y la presión de todo esto hace que Rose colapse, lo que se transforma en una profunda depresión y se ven obligados a internarla.

Durante el juicio de Manny, un jurado que está aburrido con la declaración minuciosa de un testigo, levanta la voz diciendo que todo esto no es necesario, que saben que él es el culpable, por ello el juez declara un juicio nulo, teniendo que realizar uno nuevo con un jurado completamente diferente. Mientras Manny se encuentra encerrado en prisión, a la espera del segundo juicio, el verdadero ladrón es arrestado después de atracar un local comercial. Manny visita a Rose en el hospital para compartir las buenas noticias, pero mientras la película llega a su fin, vemos que su depresión se ha llevado lo mejor de ella.

El epílogo que aparece al cierre de la película explica que ella logró recuperarse dos años después.

Elenco

Henry Fonda - Christopher Emmanuel "Manny" Balestrero
Vera Miles - Rose Balestrero
Anthony Quayle - Frank O'Connor
Harold J. Stone - Jack Lee
Charles Cooper - Det. Matthews
John Hildebrand - Tomasini
Esther Minciotti - Mama Balestrero
Doreen Long - Ann James
Laurinda Barrett - Constance Willis
Norma Connolly - Betty Todd
Nehemiah Persoff - Gene Conforti
Lola D'Annunzio - Olga Conforti
Werner Klemperer - Dr. Bannay
Kippy Campbell - Robert Balestrero
Robert Essen - Gregory Balestrero
Richard Robbins - Daniel - el culpable

Los cameos de Alfred Hitchcock son una constante en la mayoría de sus películas. En The wrong man puede ser visto, al principio de la película, en una silueta de pie de una calle oscura cuando se advierte al público que la película es una historia real.

Comentarios

Las escenas de la prisión fueron filmadas en una carcel real. Cuando Manny (Henry Fonda) es llevado a su celda, uno de los reclusos auténticos grita '¿Por qué te han apresado, Henry?'.

Recepción

En el sitio recopilador de críticas Rotten Tomatoes la película mantiene un 89% de críticas positivas, basado en las reseñas de 19 críticos de cine. Por parte de los usuarios del sitio mantiene un 73%, de acuerdo a 7.613 votos. En el sitio IMDb mantiene un 7.5/10, basado en las votaciones de 12.148 usuarios.

Datos de Wikipedia

Tuesday, May 14, 2013

Spellbound (1945)

 
Spellbound (Cuéntame tu vida - Recuerda) es un thriller psicológico de misterio de 1945 dirigido por Alfred Hitchcock. Cuenta la historia del jefe de un psiquiátrico que resulta no ser quien todos creían. Protagonizada por Ingrid Bergman, Gregory Peck, Michael Chekhov y Leo G. Carroll. Es una adaptación realizada por Angus MacPhail y Ben Hecht ode la novela titulada The House of Dr. Edwardes (1927) escrita por Hilary Saint George Saunders y John Palmer (publicada bajo el pseudónimo "Francis Beeding").

"El Amor Más Loco que ha Poseído a una Mujer en la Historia"
"¿Me besará... o Me Matará?"

Trama

La película se inicia con el proverbio de Shakespeare, y luego palabras en la pantalla anuncias que su propósito es mostrar las virtudes del psicoanálisis en un psiquiátrico y restaurar la salud mental.

"La Culpa... no está en nuestras estrellas,
Sino en nosotros mismos..."
Julio César, William Shakespeare

"Nuestra historia trata sobre el psicoanálisis, el método en que la ciencia moderna trata los problemas emocionales de las personas sanas. El analista busca inducir al paciente a que hable sobre sus problemas secretos, que abra las puertas cerradas de su mente. Una vez que los complejos que han estado perturbando al paciente son descubiertos e interpretados, la enfermedad y la confusión desaparecen-y los demonios de la irracionalidad son sacados del alma humana."


La Dra. Constance Petersen (Ingrid Bergman) es una psicoanalista en Green Manors, un hospital mental en Vermont, y es percibida por los otros doctores como alejada de las emociones. El director del hospital, el Dr. Murchison, está siendo forzado a su jubilación, poco después de que tuviera que ausentarse debido a una extenuación nerviosa. Su reemplazo es un tal doctor Anthony Edwardes, reconocido por sus publicaciones, pero nadie esperaba que alguien tan erudito fuera tan joven (Gregory Peck).

En el primer encuentro entre ambos protagonistas podemos darnos cuenta que ha habido un amor a primera vista, y pasan algunos momentos juntos. Pero hay algo, que la doctora Petersen no puede obviar. Entonces ella se da cuenta que hay algo extraño, fuera de lugar, en el Dr. Edwardes. Tiene una particular fobia al ver grupos de líneas paralelas en un fondo blanco, manifestándolo por primera vez al ver un diagrama que Petersen dibujó con un tenedor en el mantel de la mesa de almuerzo. La doctora Petersen es quien llega primero a la conclusión, tras comprar la caligrafía de la firma de un libro autografiado por Edwards con la caligrafía de una nota escrita a mano por él para ella, Edwardes es un impostor. Cuando ella lo encara, el impostor Edwardes le confiesa que él asesinó al verdadero Edwardes y luego tomó su lugar. Lo que explica otros sucesos ocurrido hasta entonces. Este personaje sin identidad sufre de amnesia y no sabe quién es, qué ha hecho, dónde ha estado, desconoce su profesión y toda su vida. Tras escuchar esto la Dr. Petersen cree en su inocencia y piensa que sufre un complejo de culpabilidad.

Estando de acuerdo en que ella lo ayudará, el amnésico deja una carta en la noche a Petersen y desaparece. En esta carta, que la doctora tarda en encontrar, le cuenta que se ha ido al Empire State Hotel in New York City, no quiere implicar a quien ama en sus problemas. Esa misma mañana se vuelve de conocimiento público en el hospital que el 'Dr. Edwardes' es un impostor, y que el verdadero ha desaparecido y probablemente ha sido asesinado.

La doctora Petersen, ciega ante el amor y la necesidad de ayudar y protegerlo se va al Empire State Hotel, sin decirle nada a la policía y sabiendo que estos ahora andan en su búsqueda. Al encontrarse con él utiliza sus habilidades y conocimientos como psicoanalista para entrar en la mente del amnésico y ayudarlo a recordar para saber qué es lo que realmente ocurrió. Este ahora se hace llamar John Brown, y deben abandonar el hotel debido a que ahora ella también aparece en los periódicos como desaparecida y la han reconocido en ese lugar. Viajan en tren a Rochester a ver al Dr. Brulov, en quien ella confía debido a que fue su profesor y mentor.

Parte del sueño, con pinturas de Salvador Dalí

Los dos doctores analizan un sueño que 'John Brown' tuvo. El sueño (que lo vemos en la película diseñado por el artista Salvador Dalí) está lleno de símbolos psicológicos- ojos, cortinas, tijeras, gente jugando cartas, hombre sin rostro, otro que se cae de un edificio, uno que se esconde detrás de la chimenea donde el anterior se tira, dejando caer un volante, y alas. Los dos psiquiatras llegan tras sus deducciones a la hipótesis de que Brown y Edwardes se encontraban en el Gabriel Valley resort esquiando cuando el segundo murió. La doctora Petersen y Brown viajan a ese lugar para intentar recrear los eventos que su memoria reprime.

Elenco

Ingrid Bergman - Dr. Constance Petersen
Gregory Peck - Dr. Anthony Edwardes / John Brown
Michael Chekhov - Dr. Alexander 'Alex' Brulov, profesor y mentor de Peterson
Leo G. Carroll - Dr. Murchison, director del Green Manors
Rhonda Fleming - Mary Carmichael, paciente en Green Manors
John Emery - Dr. Fleurot
Steven Geray - Dr. Graff
Paul Harvey - Dr. Hanish
Donald Curtis - Harry, enfermero en Green Manors
Norman Lloyd - Mr. Garmes, paciente en Green Manors
Bill Goodwin - Detective del Empire State Hotel
Wallace Ford - Extraño en el lobby del Empire State Hotel
Art Baker - Det. Lt. Cooley
Regis Toomey - Det. Sgt. Gillespie


Recepción

En el sitio recopilador de críticas Rotten Tomatoes la película mantiene un 85% de aprobación, en base a la reseña de 34 críticos de cine, y un 81% en base a las votaciones de 16.212 usuarios. En el sitio IMDb mantiene un 7.6/10 en base a la votación de 22.423 usuarios.

Tras su estreno, rompió con todos los records en Londres, batiendo los records en los dos famosos cines, el Pavilion y el Tivoli Strand, considerando los de un día de estreno, una semana, un mes, vacaciones y domingos.

Logró una ganancia de $4,975,000 millones de dólares en Norteamérica.

Datos de Wikipedia
Blog Widget by LinkWithin